Glucómetro FreeStyle Libre, medidor de glucosa sin pinchazo

La salida al mercado de un medidor de glucosa sin pinchazo ha supuesto toda una revolución para los diabéticos. Te damos toda la información sobre este producto y también te transcribimos las primeras opiniones de los pacientes que ya lo están usando.

Glucómetro FreeStyle Libre

Disponer de un medidor que no necesita una pequeña muestra de sangre para hacer su trabajo es un gran adelanto. Su funcionamiento es sencillo, el paciente debe colocarse un sensor, que incluye una aguja, en el brazo, y el mismo, envía la cantidad de azúcar en la sangre al aparato cuando así lo solicite el usuario. Este apósito se puede llevar durante 2 semanas y es posible realizar todo tipo de actividades físicas sin temor a que se despegue o a que de errores en su lectura.

Medidor de glucosa sin pinchazo FreeStyle Libre
By WundermanWiki (Own work) [CC BY-SA 4.0 (https://creativecommons.org/licenses/by-sa/4.0)], via Wikimedia Commons

Ventajas

  • El poder nadar, montar en bicicleta o tener una vida normal e ir comprobando cómo sube o baja el nivel de glucosa en sangre con gran facilidad.
  • Su sencillo diseño, puede llevarse como si se tratara de un teléfono móvil.
  • Su menú es comprensible por personas de todas las edades. La posibilidad de tomar decisiones de inmediato es fundamental para lograr una mayor efectividad con el tratamiento.

Desventajas

  • Las mediciones no son tan certeras como con el medidor tradicional. De hecho, algunos diabéticos que son profesionales de la medicina han confirmado que puede haber una variación de hasta 15 miligramos de glucosa entre un aparato y otro. Esta cantidad es exagerada y puede llevar a un paciente a tomar medidas que quizá no sean necesarias.
  • El sensor puede irritar la piel, y es tan cómodo que parece que no lleves nada. La cantidad de pegamento incluida puede dañar la piel de personas de la tercera edad. La comodidad puede parecer una ventaja aunque no deja de ser un inconveniente. Si no recuerdas que llevas un sensor, difícilmente tendrás el cuidado necesario para evitar golpes que terminarán clavándote la aguja incluida más de lo debido.
  • El sensor solo dura 14 días, aunque a partir de los 12 se deteriora. Su elevado precio, cuesta lo mismo que el medidor, puede ser un escollo insalvable para muchos pacientes.
  • No es recomendable para menores de edad. El cuidado que hay que tener al llevar el aparato es inversamente proporcional a la necesidad de movimiento de estas personas.

Precio

El kit de inicio (medidor y 2 sensores) cuesta 170 euros. Cada sensor cuesta 60 euros, lo mismo que el medidor.

¿Dónde se puede adquirir?

En esta web y en las tiendas digitales más reconocidas.

Valoración final

Los usuarios de este medidor de glucosa sin pinchazo certifican su utilidad sin olvidar que puede resultar caro y que acostumbrarse a su uso es sencillo, pero quizá lleve al equívoco al paciente. Igualmente, los deportistas y las personas que tienen un trabajo físico, sí valoran la inestimable importancia de este producto para dejar atrás el pinchazo y para tener una calidad de vida de mayor calidad y adecuada gracias al uso de esta innovación tecnológica.

Contenidos relacionados

Glucómetro FreeStyle Libre, medidor de glucosa sin pinchazo
5 (100%) 1 vote[s]